Saltar al contenido

Poner a dormir a los gatos -nomaspulgas.org

Poner a dormir a los gatos -nomaspulgas.org

Dewel Collar Antiparasitos Perros/Gatos Contra Pulgas, Dewel Collar Antiparasitos Perros/Gatos Contra Pulgas,Garrapatas y Mosquitos,Tamaño Ajustable e Impermeable para Mascota Pequeño Mediano Grandes toldi Tratamiento-de-pulgas-para-Perros, Collar-antipulgas- toldi Tratamiento-de-pulgas-para-Perros, Collar-antipulgas-Perros Ajustable, 8 Meses de protección-contra-pulgas-y-garrapatas-para-Perros Cachorros Collar Repelente de piojos y garrapatas Espray Antipulgas Completamente Natural | 500ml | Repelente Espray Antipulgas Completamente Natural | 500ml | Repelente de Pulgas Que También las Mata | Para las Pulgas de Perros y Gatos Garrapatas Piojos e Insectos | Para Alfombras, Cama, Muebles, Coche KH Profesional Desic - Insecticida fregasuelos de efecto KH Profesional Desic - Insecticida fregasuelos de efecto preventivo - Fregasuelos perfumado con aroma a lavanda - Anti cucarachas, hormigas e insectos - 5000 ml Gvoo Collares Antipulgas y Garrapatas,Collar Antiparasitos Gvoo Collares Antipulgas y Garrapatas,Collar Antiparasitos Perros Gatos,Collar Anti Mosquitos Tamaño Ajustable para Cualquiera Mascota 240 Días de Protección Longitud 62cm

Una decisión difícil

Con buenos cuidados, los gatos pueden vivir hasta los buenos veinte años. Pero cuando los signos de la vejez se hacen obvios, los dueños se enfrentan a la agonizante pregunta: ¿Cuánto sufrimiento hay y no tiene sentido aliviar a mi querido de su agonía poniéndolo a dormir?

Eutanasia – sí o no? Una pregunta sin respuesta patentada

No hay respuesta patentada a la pregunta de si o cuando el gato debe ser sacrificado. Cada caso debe ser evaluado individualmente. Lo más importante es lidiar con la muerte del amado gato doméstico en una etapa temprana. Al igual que el nacimiento, la muerte también es parte de la vida. Incluso si la pérdida del propio gato es un duro golpe, sigue siendo el curso natural de los acontecimientos. Pero no siempre es sensato elegir la muerte natural para el gato. Las consecuencias de un accidente o el sufrimiento en el curso de una enfermedad pueden convertirse en una tortura para el querido amigo cuadrúpedo. Entonces a menudo surge la pregunta de la eutanasia.

El término “eutanasia” se deriva del griego de “eu” para “bueno”, “bello” y “fácil” y “thanatos” para “muerte”.

Sin embargo, a la pregunta de si la “muerte fácil” sería la decisión correcta, rara vez se puede encontrar una respuesta simple. Después de todo, el vínculo con su propio gato ha crecido con los años y es por lo tanto fuerte. La relación se caracteriza por un instinto protector y un sentido de responsabilidad, que a veces contrastan con la razón y la racionalidad, cuando la situación parece desesperada y se excluye una posibilidad de curación. Las preguntas contradictorias circulan por la cabeza del dueño y quieren ser respondidas. ¿Cómo puedo presumir de decidir sobre la vida y la muerte? ¿Desde cuándo vale la pena vivir la vida del gato?

  • ¿Se va el animal o proyecto mis propios sentimientos en el animal porque no puedo soportar el sufrimiento yo mismo?
  • Prevención y planificación

    No siempre hay la posibilidad de una despedida relajada del gato. Pero especialmente en gatos mayores o enfermos crónicos, la muerte es un proceso que puede ser moldeado. Cuando los signos típicos de la vejez o las consecuencias de la enfermedad se hacen claramente visibles, la muerte se acerca. Por muy triste que sea, el dueño del gato no debe guiarse sólo por el dolor y el miedo a la pérdida durante este tiempo. En cambio, es importante disfrutar especialmente los últimos días con el animal. Planifique suficiente tiempo para abrazar y mimar.

    Tal vez quiera aprovechar la oportunidad para tomar fotos o grabaciones de video de su mascota de nuevo. Aunque estas inyecciones no sólo son positivas en la última etapa de la vida del gato, pueden ayudar a hacer frente a la pérdida en la fase de luto después de la muerte. Después de todo, es una sensación reconfortante saber que el gato ha pasado su último tiempo en la tierra tan tranquilo y relajado como sea posible en un ambiente amoroso. Para no sorprenderse por la muerte del gato envejecido o enfermo, también debe discutir con su veterinario a tiempo cómo se debe organizar la muerte y si o cuándo el veterinario debe intervenir en el proceso de muerte.

    Decisión difícil: dormir o dejar que se duerma ?No siempre es necesario que el veterinario intervenga cuando el gato muere. Algunos gatos pueden morir de forma natural sin complicaciones y no necesitan ser sacrificados. Proporcionar un ambiente tranquilo y cálido. El gato necesita su espacio. A menudo los gatos se despiden de sus dueños, regresan y luego se retiran a un lugar tranquilo. La muerte natural del gato puede ir acompañada de varias reacciones físicas. Prepárese interiormente para el hecho de que un espasmo o un último suspiro puede acompañar la muerte del animal. Sin embargo, si el gato tiene un dolor intenso o limitaciones insuperables en su última fase de vida debido a la edad o a una enfermedad incurable, debe abordarse el tema de la eutanasia. Si el gato debe ser sacrificado o no es una decisión individual del dueño del gato. Si ha llegado el momento de irse sólo puede decidirlo alguien que conozca bien al gato. Después de todo debes ser capaz de interpretar el comportamiento del gato. Algunos gatos pueden hacer frente bien a las restricciones, mientras que otros pierden rápidamente el deseo de vivir. Luego dejan de limpiar y comer y parecen no responder. Si se plantea la cuestión de la eutanasia, debe centrarse únicamente en el bienestar del animal. A menudo el esfuerzo de cuidado de un gato viejo o enfermo es alto.

    La enfermedad o la edad pueden entonces convertirse en una carga no sólo para el gato sino también para el dueño, lo que lleva a que el tema de la eutanasia surja demasiado rápido, aunque el gato todavía muestra un coraje ininterrumpido para vivir. Por el contrario, el dueño que se resiste a dejar ir a su gato puede retrasar y posiblemente prolongar el sufrimiento del animal innecesariamente. Hay que considerar cuidadosamente si el gato todavía muestra voluntad de vivir o no. A veces tiene sentido darle al gato más días o semanas buenas preparándolo, incluso en caso de una enfermedad incurable, a veces la eutanasia es la mejor solución.

    Un último viaje difícil al veterinario

    Cuando la eutanasia del gato querido se hace inevitable, muchos dueños de gatos caen en un estado de rigidez parecido al shock. Surgen sentimientos de culpa y cuestiones de derecho: ¿Se me permite decidir sobre la vida y la muerte del gato? ¿Es realmente el momento adecuado? Los miedos y las dudas acompañan a todo dueño de un gato en esta fase. No importa si la muerte del gato debido a una enfermedad crónica puede planearse a largo plazo o no – la pérdida de la querida mascota siempre viene como un shock y siempre será una experiencia triste. Mientras que algunos dueños de gatos pueden consolarse con el hecho de que la eutanasia es una prueba final de amor liberando al animal de su agonía, otros simplemente no pueden hacer frente a la idea de la pérdida. Aquellos que están muy disgustados ante una pérdida inminente deberían considerar si les gustaría enfrentarse a la perspectiva de ver morir al animal.

    A veces es mejor para el gato que un amigo familiar acompañe al animal en su último viaje para que pueda dormirse tranquilamente. El dueño del gato puede organizar la despedida en casa y también tiene la oportunidad de despedirse de su mascota después. Mantenerse alejado de la eutanasia en sí no es un signo de falta de amor, es sólo la consecuencia de una condición nerviosa diferente. La decisión es especialmente beneficiosa para el animal si un dueño de gato disipado a histérico evitaría que el animal se durmiera y, por lo tanto, haría que el último viaje al veterinario fuera una experiencia muy estresante. No esperes más de ti mismo de lo que puedes soportar.</p

    Período de eutanasia

    Asegúrate de hacer la muerte del gato lo más agradable posible. Además de los olores habituales, por ejemplo de su manta favorita, es importante mantener la calma, por muy difícil que sea. El gato sentirá hasta los más pequeños movimientos del dueño. Si el dueño está molesto y no quiere dejar de llorar, esto también pondrá nervioso al gato. Si el dueño está agitado, ruidoso o incluso histérico, esto puede evitar que el gato se duerma. Puede ser necesario volver a dosificar el anestésico, lo que causará un estrés adicional para el gato. Básicamente se debe elegir un momento tranquilo para la eutanasia.

    Después de la consulta algunos veterinarios también realizan la eutanasia en el ambiente familiar del hogar. Si esto no es posible, deben elegir una cita al final de las horas de apertura para tener suficiente tiempo y privacidad para decir adiós.

    Veterinario

    El veterinario primero comprobará las funciones vitales y determinará el peso para preparar los preparados en una dosis adecuada. Normalmente se usan dos jeringas para la eutanasia del animal. Se utilizan comúnmente narcóticos (anestésicos) y pastillas para dormir (barbitúricos) en combinación unos con otros. Normalmente el gato se relaja con un sedante y luego se le pone bajo anestesia. El barbitúrico se administra a través de un acceso venoso. A veces no es posible colocar un acceso venoso en animales muy enfermos que están muy deshidratados. En tales casos, el somnífero debe inyectarse directamente en el corazón, los pulmones o la cavidad abdominal, pero sólo después de una anestesia exitosa. A veces, incluso cuando se les pone a dormir, puede haber reacciones físicas finales como temblores musculares, una última respiración profunda o incluso heces o descarga de orina. En Internet a veces circulan historias de horror sobre la eutanasia. La razón es la preparación T61, que lleva a la parálisis. Si se administra conscientemente, finalmente conduce a una muerte agonizante por asfixia. Sin embargo, debido a la parálisis muscular, el animal no puede expresar su pánico. Desde 2010, el uso exclusivo del preparado está prohibido en Alemania. Siempre asegúrese de que su animal esté anestesiado antes de ser sacrificado. Ciertamente puede pedirle a su veterinario que le explique cada paso en detalle. También puede exigir que se den los nombres de los medicamentos utilizados.

    El desacreditado medicamento de eutanasia T61 (Embutramid) sólo puede ser usado en combinación con otros anestésicos para prevenir la agonizante muerte por asfixia.

    Después de la eutanasia

    En la mayoría de los casos, los dueños de los gatos no quieren dejar a su mascota en el veterinario después de la eutanasia, sino preparar un entierro digno. Tienen la opción de elegir entre la cremación por crematorios de animales y el entierro en un ataúd en el cementerio de mascotas. Si elige la cremación, puede hacer que su mascota sea cremada individualmente o junto con otros animales. Las cenizas pueden ser retiradas en una urna o esparcidas en el jardín del crematorio. Además, es posible enterrar al gato en su propio jardín, sujeto a ciertas regulaciones. La condición es que el gato no haya muerto de ninguna enfermedad notificable y que esté enterrado al menos a 50 centímetros de profundidad en la tierra en una cubierta rotatoria. La tumba no puede estar situada en zonas de protección de aguas y debe estar por lo menos a dos metros de distancia de caminos o lugares públicos. Debe obtenerse el permiso de la autoridad competente.

    Tómese el tiempo que necesite para llorar. No le quite los tazones y otras posesiones a su gato hasta que pueda hacer frente. Tal vez no quieras ver o conocer a nadie al principio, eso también está bien y es comprensible. Si hay otros gatos en la casa, preste especial atención a ellos, porque ellos también llorarán. Con fuertes maullidos, pérdida de apetito u otros comportamientos llamativos, los gatos de la pareja expresan su dolor. No deje a su compañero gatos solos por más tiempo, especialmente en el tiempo después de la muerte del gato. Si estás listo para abrir tu corazón a un nuevo gato, una nueva compañía de gatos puede entrar. Pero su amado gato no reemplazará ni debería reemplazar al nuevo gato: © kozorog / Bigstock.com

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad